Quantcast
El tiempo en: Puente Genil
Martes 28/06/2022  

Puente Genil

Las aldeas, de nuevo en alerta frente a la plaga de mosquitos

La Junta incluye a Puente Genil en la lista de municipios con la calificación de “área predispuesta” por el riesgo de incidencia del virus del Nilo

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El año pasado los vecinos de Cordobilla, Sotogordo y El Palomar ya pidieron actuaciones para evitar esta situación.

Puente Genil ha sido uno de los tres municipios de la provincia tipificado con la calificación de “área predispuesta” (nivel 1) dentro del mapa de riesgo por incidencia del virus del Nilo que ha dado a conocer la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Junta, tras analizar los datos de vigilancia y seguimiento de esta enfermedad durante 2021. Las otras dos localidades con nivel de riesgo 1 en Córdoba, además de Puente Genil, son Aguilar de la Frontera y Lucena, municipios los tres donde, pese a que no se ha detectado «circulación histórica» del virus hasta ahora, sí se dan las condiciones ecológicas «adecuadas» para su circulación.     

En el caso de Puente Genil, ya el año pasado los vecinos de núcleos de población más cercanos al embalse de Cordobilla, como las aldeas de Sotogordo, El Palomar y la propia Cordobilla, denunciaron una elevada incidencia de mosquitos, lo que se tradujo en problemas de salud pública por las numerosas y graves picaduras que en muchos casos sufrieron sus residentes, lo que, incluso, llevó a los vecinos a movilizarse para exigir una intervención a las administraciones competentes. Los análisis que se hicieron en su momento descartaron la presencia del virus del Nilo, pero no pudo determinarse a ciencia cierta el origen de la plaga de insectos.     

Esta calificación de «área predispuesta», que implica la existencia en estas poblaciones de “zonas inundables, como humedales, arrozales o marismas, que contribuyen a posibles amplificadores de potenciales focos o refugios de vectores”, motivará que el Ayuntamiento realice una diagnosis de la situación y, en caso necesario, elaborar un plan municipal que contemple las medidas de vigilancia y control de la población de mosquitos, comunicando e informando a la ciudadanía de las medidas preventivas de saneamiento y ordenamiento del medio durante la temporada de mosquitos, de marzo a noviembre. En cuanto a la Junta, su papel es el del asesoramiento técnico y colaboración con la Administración local; verificación de actuaciones y vigilancia epidemiológica.     

La fiebre del Nilo Occidental es una enfermedad emergente en Europa y su declaración es obligatoria y urgente. Su presencia es estacional, de mayo a noviembre en el caso de Andalucía, que es el periodo en el que su agente causal, el virus del Nilo Occidental, se transmite por la picadura de determinadas especies de mosquitos.

TE RECOMENDAMOS