El tiempo en: Puente Genil
Miércoles 24/04/2024  

Puente Genil

El Gobierno estudia un proyecto alternativo para retirar el barro y el lodo de Cordobilla

La CHG confirma que la iniciativa se encuentra en una “fase de tramitación avanzada”

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Vista de la preocupante situación en la que se encuentra el embalse.

Agricultores y regantes de la zona regable Genil-Cabra quieren conocer más detalles de la propuesta en la que está trabajando el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, como alternativa al proyecto inicialmente planteado para resolver los problemas de colmatación que presenta el embalse de Cordobilla.

Dicha iniciativa, que se encuentra en “una fase de tramitación avanzada”, contemplaría la construcción de un nuevo canal de desagüe de 454 metros de longitud y una anchura de unos 14 metros, con un coste de unos 2,4 millones de euros, para tratar de dar respuesta a los problemas de un proyecto original que no ha podido acometerse ante la falta de caudal en el río Genil, motivada por la propia sequía. El Gobierno se ha pronunciado sobre este asunto en respuesta a una pregunta formulada por los senadores populares Cristina Casanueva, Lorena Guerra y Fernando Priego.

El Ejecutivo puntualiza que, en caso de que se pudieran reanudar las obras inicialmente planteadas, se valoraría un estudio previo de los precios de mercado, de cara a la actualización del coste de las mismas, precisando igualmente que, en cualquier caso, la obra alternativa, ejecutada por medios mecánicos convencionales, implicaría la construcción de un camino de servicio paralelo a través de una escollera, una vía que serviría a la Comunidad de Regantes para la realización de tareas de mantenimiento del propio canal.

Lo cierto es que la situación que presenta tanto el embalse como el canal sigue preocupando mucho a los agricultores de Puente Genil y comarca, que llevan años solicitando con insistencia que se adopten medidas para tratar de revertir una estampa de colmatación, lodo y barro que no sólo afecta al pantano, sino también al propio canal de riego. Prueba de ello es que la sequía de los últimos años ha dejado al descubierto el fondo un canal completamente aterrado. Precisamente, para tratar de hacer frente a esta situación, en 2021 se licitó una obra de 3,6 millones de euros, iniciada el verano siguiente, pero paralizada el 30 de septiembre de 2022, fecha en la que se firmó el acta de suspensión temporal, ante la falta de caudal “y la imposibilidad de alcanzar la dilución a la que obliga la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para garantizar niveles de oxígeno y otros indicadores aptos para evitar la mortandad de peces”.

La Comunidad de Regantes Genil-Cabra y las organizaciones agrarias ya exhibieron su fuerza la pasada primavera, con un toque de atención en forma de concentración en la cabecera del embalse, reclamando soluciones urgentes e inmediatas que permitiesen paliar las consecuencias de un embalse “que lleva 20 años lleno de fango”. Con la nueva propuesta, el interés ahora estriba en poder conocer más detalles de la misma y, fundamentalmente, en tratar de asegurar el futuro de las cosechas de la comarca.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN