El tiempo en: Puente Genil
Miércoles 22/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Puente Genil

Un bando municipal regulará la normativa de llenado de piscinas

La delicada situación hídrica obliga a solicitar a los vecinos una actitud responsable en el consumo de agua

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El alcalde visitaa las obras del colector de la calle Cantarerías.

El alcalde de Puente Genil, Sergio Velasco, ha anunciado la adjudicación de los trabajos necesarios para dotar al depósito ubicado en la zona alta del Polígono Industrial San Pancracio de un by-pass que permita, en caso de necesidad por la futura obra de mejora y reparación del depósito de regulación de 9.000 metros cúbicos, el suministro al municipio directamente desde el depósito antiguo, que pasaría a recibir el agua que llega desde Iznájar.     

Esa intervención principal, anunciada hace varias semanas para su inicio a lo largo del mes de mayo, ha motivado en el regidor la transmisión de un mensaje a la población orientado en un uso responsable del agua en los próximos meses.   

 “Más allá de que el pantano de Iznájar haya salido de la situación de emergencia, el hecho de tener al municipio con medio depósito operativo y en algunos casos funcionando con by-pass nos obliga a hacer un consumo súper responsable ya que de no ser así, habrá cortes garantizados”, advirtió.     

Por ello, el alcalde ha adelantado la firma inminente de un bando municipal sobre el uso de agua en los próximos meses, la normativa a seguir para el llenado de piscinas, y la petición de un esfuerzo a la población para que, por ejemplo, los vasos de piscinas se llenen con agua de pozo u otros sistemas para no poner en riesgo el abastecimiento de agua. De hecho, el primer edil ha pedido que se haga un uso muy responsable y prudente de agua en los domicilios.     

El alcalde hizo estas declaraciones ante los medios de comunicación en el transcurso de la visita a las obras de sustitución del colector de la calle Cantarerías, que está llevando a cabo Emproacsa. “Se formaba un cuello de botella debido a la existencia de una cuenca de recepción que baja por las calles Menéndez Pelayo y Cantarerías, siendo crítico el último tramo”.     

Con estas obras, el colector antiguo de hormigón se va a sustituir por otro nuevo con un metro de diámetro. Además, el alcalde ha informado que está en estudio la finalización de la obra mediante un asfaltado de la calle con motivo del importante deterioro que presenta el adoquinado en varios puntos de la vía.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN