Quantcast
El tiempo en: Puente Genil
Lunes 18/10/2021

Puente Genil

El Ayuntamiento culpa a Aqualia de la situación en Menéndez Pelayo

Un informe técnico dice que el mal estado del colector es el causante de los daños tras las trombas de agua

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Estado de la calle Menéndez Pelayo, actualmente objeto de una intervención para reparar los daños causados por las trombas de agua.

El Ayuntamiento de Puente Genil ha anunciado que exigirá responsabilidades a la empresa Aqualia, actual concesionaria del servicio de agua en la localidad, tras las incidencias aparecidas en la calle Menéndez Pelayo, y toda vez que se ha conocido la aportación de un informe de los servicios técnicos municipales que apunta al mal estado del colector como causante de los recientes daños en esta zona tras las recientes trombas de agua.     

Sobre este asunto, la concejala de Obras y Urbanismo, Verónica Morillo ha explicado que “una vez comenzada la intervención en la calle Menéndez Pelayo para la sustitución del colector se han analizado in situ las causas que han provocado hundimientos y desperfectos en las viviendas de esta calle” siendo la causa principal que los ha provocado “una falta de mantenimiento del colector” de ahí que, haya añadido, “nos vemos legitimados para exigir responsabilidades a Aqualia por la falta de mantenimiento del colector y la falta de previsión acerca de lo ocurrido, habida cuenta de que la obstrucción del colector es lo que ha causado el hundimiento y daños en las viviendas de los vecinos de la calle”.     

Morillo insistió en el hecho de que “pediremos a Aqualia que asuma su responsabilidad por estos daños en Menéndez Pelayo que fueron reclamados por algunos vecinos en junio de este año y cuyos escritos fueron remitidos a la empresa y cuya respuesta ni los vecinos ni Ayuntamiento hemos obtenido”. Ya en junio, esta zona se vio muy afectada por la lluvia, pues la tormenta caída causó daños tanto en la calzada como en el acerado, levantado íntegramente en algunos tramos.     

Tras un compás de espera de varias semanas, finalmente el lunes 20 de septiembre el Ayuntamiento inició las obras de reparación de la calle, aunque horas después, una nueva tromba de agua provocó que se repitieran los problemas de la anterior, anegando el agua algunas viviendas, lo que provocó la indignación vecinal.

COMENTARIOS