Quantcast
El tiempo en: Puente Genil
Miércoles 29/09/2021

Sevilla

Buscan en Madrid al menor cuya madre dice que se le murió y arrojó a un contenedor

El menor es discapacitado totalmente dependiente y la madre presenta alteraciones mentales y Policía intenta verificar su testimonio

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Coche de Policía Nacional.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado buscan actualmente por el extrarradio de Madrid a un menor de 15 años de edad vecino de Morón de la Frontera (Sevilla) y que sufre una discapacidad física, después de que su madre saliese de viaje llevándole consigo y fuese localizada en la provincia de Segovia "desorientada", dando explicaciones "inconexas".

Según fuentes cercanas a la investigación consultada a Europa Press, la madre, en pleno brote psicótico derivado de la grave enfermedad mental que sufre, habría dicho a los agentes que su hijo "se le murió" y que por eso "lo tiró a un contenedor" en algún punto de la Comunidad de Madrid que no ha sabido o querido concretar. Por su parte, la Policía Nacional ha asegurado que el juez ha decretado el sumario sobre este caso

El asunto gira en torno a un matrimonio de Morón con dos hijos a su cargo, una joven de 18 años, a la que habría echado de casa hace unos días, y un adolescente de 15, el ahora desaparecido, que padece una discapacidad y va en silla de ruedas. Los miembros del matrimonio se habrían separado, contando la mujer al comienzo de la separación con la custodia de los dos hijos.

El asunto se destapó cuando esta mujer detuvo su coche el lunes por una avería tras quedarse sin gasolina en el kilómetro 130 de la A-1, en la provincia de Segovia. El operario de la grúa que llegó al lugar comprobó el grave estado mental por el que pasaba, por lo que llamó a la Guardia Civil. Los agentes al encontraron "desorientada" y manifestando declaraciones "inconexas" a los funcionarios.

Entonces, llamaron a su familia, que les confirmó que padecía una enfermedad psiquiátrica, por lo que deducen que hacía tiempo que no tomaba la medicación. Inmediatamente, preguntaron por su hijo adolescente, pero no estaba con ella. Sí llevaba en la silla adaptada en su coche y alguna ropa y enseres de él. Tras las preguntas, la madre aseguró a los guardias que "se le había muerto y que había tirado su cuerpo a un contenedor de Madrid".

A cuenta del estado de la mujer, fue trasladada a un centro hospitalario de Segovia para recibir asistencia médica, contactando la Guardia Civil con el padre del mejor y expareja de la mujer, para interesarse por el paradero del chico.

VISTOS EN UN HOTEL

Ante el relato de la mujer, el padre acudió el mismo lunes a la comisaría de la Policía Nacional de Morón para formular una denuncia por la desaparición del chico. La familia no cree que matara al chaval porque era "el centro de la vida" de su madre y le quería mucho.

Fruto de todo ello, policías nacionales de Morón visitaron la vivienda de la mujer, averiguando que la misma se habría deshecho de enseres y se habría marchado el pasado domingo por la tarde de la localidad sevillana llevando al chico con ella.

A partir de ahí, y según las pesquisas de los agentes, habrían pasado la noche del domingo en un hotel de Talavera de la Reina (Toledo), donde ambos fueron vistos y reconocido claramente por el gerente de ese establecimiento, que no vio cómo ni el momento concreto en el que dejaron la habitación.

En teoría, desde allí habrían proseguido su viaje hacia Madrid. Por ello, los agentes han iniciado un rastreo de la zona de la A-5 por la que la mujer podría haber llegado a la capital. Concretamente, han revisado zonas cercanas a esa autovía por Móstoles y Alcorcón.

Asimismo, han revisado varias cámaras de videovigilancia, aunque con la dificultad añadida de que el vehículo de la madre tiene los cristales posteriores tintados. Asimismo, están analizando el geoposicionamiento de su teléfono móvil esos días.

Aunque no creen la totalidad del testimonio de la progenitora, a la vista de que han pasado ya varios días desde la desaparición, esperan una cierta recuperación en el hospital para poder sacarla temporalmente y pueda dar a los agentes 'in situ' pistas de lo ocurrido para localizar al menor discapacitado.

COMENTARIOS